Rocket Fuel

Las curiosidades sobre las 6 películas de Misión Imposible

4 febrero 2020

Ethan Hunt, está dispuesto a empezar la década jugando fuerte y defendiendo la franquicia de Misión Imposible frente a sus competidoras (el giro que en los últimos años ha dado la saga Fast & Furious no ha sido gratuito) y como la gran saga batir cuando hablamos de thriller + aventuras + humor.

Ya sabíamos que la serie confía plenamente en el binomio Christopher McQuarrie y Tom Cruise (director de las dos últimas entregas + estrella absoluta de la función) y está previsto rodar seguidas la séptima y la octava entrega, pero la novedad es que Simon Pegg, que interpreta a Benji desde la tercera entrega, ya ha confirmado que repetirá también, al menos, en una nueva misión.

Para celebrar la buena salud que goza una de las franquicias más rentables y entretenidas del cine actual, repasamos una saga que ha apostado por el cine de autor dentro del intrincado y exigente circuito comercial de los blockbusters de Hollywood.

  1. Misión Imposible, (Brian de Palma, 1996)

Aunque el primer director en el que se pensó fue Sydney Pollack, finalmente esta responsabilidad recayó en Brian de Palma, un artesano del cine abanderado del movimiento “New Hollywood” junto a Steven Spielberg, George Lucas, Martin Scorsese y Francis Ford Coppola, entre otros grandes directores. Y al final resultó ser una elección muy acertada, ya que la fórmula del realizador funcionó de maravilla, y aunque la cinta puede resultar por momentos poco consistente (o sólida) lo cierto es que cuenta con algunas de las set pieces más potentes y recordadas de la década, amén de una maravillosa primera parte en la que a los 25 minutos la mayoría de los protagonistas habían desparecido. Un tramo que fue rodado en Praga, abriendo un mercado de rodajes a decenas de títulos norteamericanos que siguieron su estela.

  1. Misión Imposible 2 (John Woo, 2000)

Para esta segunda entrega se contó con un realizador en plena forma tras la exitosa Cara a cara; pero en forma para rodar su particular visión del cine de acción. Pirotécnico como pocos y poco preocupado por la contención, John Woo movió la cámara, la dio la vuelta, la ralentizó y la colocó como, y esto es literal, le dio la gana. Y si había que colocar hogueras de San Juan en plena Sevilla, se ponían a pares. La secuencia final en la playa es una maravillosa síntesis de lo mejor y lo peor del director chino. Con todo, una película muy entretenida que además cuenta con la apertura más formidable de la saga.

  1. Misión Imposible 3 (J.J. Abrams, 2006)

Si la segunda entrega superaba ya los 100 millones de presupuesto, esta tercera parte se instaló en los 150 millones, un presupuesto bastante serio incluso para un blockbuster. Pocos directores han debutado en estas condiciones, y pocos directores han estado tan a la altura de las circunstancias como lo estuvo el co-creador de la mítica Perdidos. Una tercera producción con una complicada preproducción que provocó que David Fincher abandonase el proyecto, al igual que Carrie-Anne Moss y Scarlett Johansson, que también se bajaron del barco debido a los continuos retrasos que experimentó la producción. Para el recuerdo la escena del puente y todo Phillip Seymour Hoffman, el mejor villano de la saga hasta el momento.

  1. Misión Imposible: Protocolo fantasma (Brad Bird, 2011)

En este cuarto capítulo ya tenemos a Christopher McQuarrie fuertemente involucrado, aunque su nombre no aparece en los créditos. Con la saga Fast & Furious, que ese mismo año estrenaba la quinta entrega, dando una vuelta total al concepto de su narrativa, este capítulo empieza a asentar las líneas maestras de lo que será el devenir de la saga, al combinar el cine de acción con el humor y buscar para cada entrega tremendas set pieces en un reto constante de autosuperación. Y todo con Tom Cruise encargándose personalmente de la mayoría de las escenas de riesgo, y en esta escala el Burj Khalifa, el edifico más alto del mundo en ese momento.

  1. Misión Imposible: Nación secreta (Christopher McQuarrie, 2015)

Con un arranque espectacular en el que Tom Cruise se pega a un Airbus A400M en pleno despegue (el actor, que no usó dobles, llegó a volar a un kilómetro y medio de altura en esta escena que se repitió ¡8 veces!) este quinto capítulo es uno de los mejores de la serie, y confirma que Ethan Hunt es lo más parecido a ese James Bond que Hollywood llevaba décadas buscando. Casi 700 millones de dólares avalaron la buena salud de la saga, muy bien reconducida por Christopher McQuarrie, realizador que ya coincidió con Tom Cruise en Jack Reacher. Además, es la primera película en la que se menciona a “El Sindicato”, la organización criminal que traía de cabeza a Hunt y su equipo en la serie original de los 60. La franquicia ya tenía a su propia Spectra.

  1. Misión Imposible: Fallout (Christopher McQuarrie, 2018)

Con casi 800 millones de dólares en la taquilla mundial, es la entrega que más ha recaudado y también la primera que rompe la regla de nuevos directores al volver a contar con Christopher McQuarrie en las labores de realización, que además también repite como guionista. Esta entrega, que ya se había aprobado días antes del estreno de Misión Imposible: Nación secreta, sí lesionó a Tom Cruise de tal manera que se tuvo que parar el rodaje 3 meses (la escena en la que se lesiona, saltando por los tejados en una persecución, se conservó en el montaje final y la podéis ver en el filme). Junto a Cruise, Henry Cavill dando vida al villano de la función, un actor que como Jonathan Rhys Meyers aparecía en la serie Los Tudor. Para el recuerdo el último tramo grabado en las salvajes localizaciones de Preikestolen, en Suecia. Apabullante.

5 Claves para entender el éxito de 'El Guardaespaldas'

¡Seguro que no sabías esto! Todo sobre la historia de amor entre Kevin Costner y Whitney Houston

4/2/2020 LEER MÁS

10 películas para ver en pareja en San Valentín

¡Enamórate con nosotros!

4/2/2020 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *