Rocket Fuel

Los 10 mandamientos del género péplum

21 marzo 2018

Espartaco, Quo Vadis, Rey de reyes…Cuando llega la Semana Santa no nos extraña toparnos con alguna de ellas en la televisión. Pero, ¿qué tienen en común además de espadas y sandalias? El próximo martes 27 de marzo a las 22:00 podrás descubrirlo en Canal Hollywood con la emisión del clásico de Cecil B. DeMille protagonizado por Charlton Heston: Los diez mandamientos. En ella se asientan, como pirámides en la arena, las bases del género péplum.

  • 1.- Oda a la Antigüedad

Peplo (péplum en latín) era el nombre que se les daba a las túnicas abrochadas al hombro que se utilizaban en la antigua Grecia. De ahí que se acuñase el término para referirse a aquellas películas que transcurren en la Antigüedad greco-romana. Los diez mandamientos fue pionera en ampliar los límites de la acción a una de las primeras civilizaciones: Egipto.

  • 2.- Temática épica

El género péplum se define como cine histórico de aventuras, y su ambientación en la Edad Antigua lleva aparejadas una serie de temáticas relativamente inamovibles. Además de las películas “de romanos”, destacan las mitológicas como Hércules, y el prolífico subgénero bíblico hollywoodiense.

  • 3.- Un héroe intachable

Generalmente, el papel protagonista en los péplum suele ostentarlo un hombre. Se trata de de una figura salvadora, de fuertes principios morales, y proveniente de un entorno humilde. Así le ocurre a Moisés, nacido en el seno de una familia judía, que encabezará la liberación de su pueblo de la esclavitud a la que está sometido.

  • 4.- Un tirano

En contraposición al héroe “sin mácula”, el villano aparece corrompido por el poder, y desde su posición superior oprime al débil sin ningún tipo de escrúpulo. Ramsés, sucesor natural del faraón, se resistirá a liberar de su yugo al pueblo que lidera su hermano adoptivo, Moisés.

  • 5.- Mujeres relegadas a un segundo plano

En los primeros péplum las mujeres desempeñaban un papel meramente decorativo. Las grandes producciones de Hollywood les dieron un poco más de cabida, y la princesa Nefertari es ejemplo de ello en Los Diez Mandamientos. Sin embargo, a pesar de dotarla de un carácter remarcable, en la trama no aspira a mucho más que ejercer de interés amoroso de Moisés y Ramsés.

  • 6.- Superproducciones de la época

Los péplum tuvieron su época dorada en los años 50 y 60, siendo en su momento lo que hoy llamaríamos blockbuster. Los grandes estudios de cine norteamericanos destinaron enormes presupuestos a estas producciones denominadas “colosales”, provistas de un despliegue de decorados y efectos especiales punteros.

  • 7.- Un rigor histórico moderado

El péplum ha de entenderse como cine de masas, de espectacularidad y entretenimiento. Sus principales funciones son las mencionadas, dando mucha más importancia a ese aspecto que al de ofrecer un rigor histórico apabullante. Los más puristas dirán por ejemplo, que los vestidos azules de Nefertari son un claro anacronismo, pues en aquella época aún no se conocía ese tinte textil.

  • 8.- Escenas inherentes al género péplum

La presencia de animales y las secuencias que congregan a grandes multitudes son clave dentro del género. Esto puede observarse en el éxodo de Egipto. Asimismo, es muy frecuente toparse con alguna escena de exóticas danzas femeninas. Cuando Moisés es desterrado y llega a la aldea de pastores, Jetró presenta a sus hijas de este modo para que el protagonista elija a la que se convertirá en su mujer.

  • 9.- Una banda sonora grandiosa

Además de ensalzar la acción, las composiciones musicales van en consonancia con el esplendor de las epopeyas narradas. En el auge del péplum se incluían excelsas piezas instrumentales al inicio, entreacto y final de la película. También, en algunas ocasiones, una voz en off omnisciente acompañaba a la narración para hacer de guía al espectador.

  • 10.- Aventuras de larga duración

Estas superproducciones tampoco escatiman en minutaje. La media está entre las tres y cuatro horas. Estos son solo algunos ejemplos: Cleopatra 243 minutos, Los diez mandamientos 219, Ben-Hur 211, Espartaco 196, Quo Vadis 171. Y aunque de duración algo más moderada, Gladiator, el péplum contemporáneo por excelencia, abarca 155 minutos.

Tan solemne como las tablas de la verdad, Los diez mandamientos es todo lo que el péplum debe ser. En su día fue pionera como producción bíblica; hoy, sigue siendo una obra cumbre para acercarse al género. ¡Recuerda! No te pierdas Los diez mandamientos el martes 27 a las 22:00 en Canal Hollywood.

Cinco personajes que dan más miedo que la noche de Halloween

Nos dan miedo pero no podemos dejar de verlos, ¡si es que nos va la marcha!

21/3/2018 LEER MÁS

Nos vamos de pasarela: 5+1 looks de cine

¿Con cuál de estos modelitos te quedarías?

21/3/2018 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ESPECIAL ICE AGE SÁBADO 24 15:45