Rocket Fuel

7 cosas que debes saber para creer en Expediente X

29 noviembre 2018

En Canal Hollywood vamos a cerrar noviembre con ganas de explorar los límites de lo racional, de ir más allá en busca de la verdad. Si nunca fuiste de conformarte con las versiones “oficiales”, será mejor que no te pierdas nuestro homenaje a la serie Expediente X, y busques hueco para ver las películas Expediente X (jueves 29 a las 22:00) y su continuación, X Files: Creer es la clave (viernes 30 a las 00:10).

Dos largometrajes que amplían el universo de una de las ficciones más aplaudidas y reconocidas que nos regaló la televisión para afrontar el último tramo del siglo XX, abiertos a todo tipo de teorías y perspectivas. Una serie imprescindible para comprender la televisión que disfrutamos hoy en día, y que para muchos habita en el panteón de las series de TV. Nosotros, en Canal Hollywood, te desvelamos siete claves de la serie original para que te enfrentes al fenómeno Expediente X con toda la información. Sin secretos.

  • Una serie adelantada a su tiempo

El 10 de septiembre de 1993 se emitía su primer capítulo en Estados Unidos. El primero de nueve temporadas (diez si contamos la última temporada, estrenada en 2016) que llevaron de la mano a una audiencia que cambiaba de siglo pidiendo un cambio en la narrativa televisiva, y que en Expediente X encontró un refugio para compartir sus miedos, sus paranoias y sus ansias de buscar una explicación a los fenómenos más oscuros de nuestra cultura popular más fantástica. Sin saberlo, Expediente X estaba educándonos ante lo que nos esperaba en el inmediato siglo XXI: un nuevo orden mundial replanteado sobre las ruinas del 11S.

  • Una narrativa innovadora

Si bien la serie se las tuvo que ver en este aspecto con su contemporánea Twin Peaks, el show de Chris Carter, pese a estar compuesto por capítulos de naturaleza autoconclusiva, sí guardaba un as bajo la manga: la construcción de la relación entre los agentes Mulder y Scully. Una relación que sirvió de verdadero enganche para la audiencia, y que, a parte de cimentar su éxito en una de las tensiones sexuales no resueltas más icónicas de la historia de la televisión, también encontró en la dualidad fe/ciencia una de sus bazas maestras.

  • El detonante

La culpa de Expediente X se la tenemos que echar (y lo hacemos encantados de la vida) a un informe que allá por comienzos de los 90 desvelaba que más de 3,4 millones de norteamericanos afirmaban haber sido abducidos. Chris Carter había dado con un target masivo para su proyecto, y con este argumento se presentó en las oficinas de Fox. La primera piedra del éxito ya estaba colocada.

  • Intercambio de roles

En la serie, Mulder representa a la fe mientras Scully abandera a la ciencia, algo que en el vida real es totalmente al revés, ya que mientras la actriz Gillian Anderson sí tiene fe en que tiene que haber algo más ahí fuera, David Duchovny es un pragmático que prescinde de cualquier teoría o explicación paranormal.

  • Su capítulo con más audiencia

Con televidentes repartidos en más de 80 países, el capítulo que más audiencia registró en emisión lineal de Expediente X fue “Leonard Betts”, que reunió a casi 30 millones de espectadores norteamericanos, una cifra descomunal. Lo que cabe mencionar en este apartado es que el capítulo se emitió justo después de la SuperBowl (26 de enero de 1997), lo que facilitó un pico tan estratosférico.

  • El banco de pruebas de Breaking Bad

Porque uno de sus guionistas habituales era Vince Gilligan, el creador de la no menos aclamada Breaking Bad. Los más fieles de la serie podrán reconocer entre la extensa galería de secundarios de Expediente X a Bryan Cranston, Aaron Paul y Dean Norris. Walter, Jesse y Hank tuvieron un pasado común.

  • Su rico y vasto universo transmedia

En una época en la que no paramos de escuchar la palabra transmedia, es de recibo puntualizar que Expediente X fue pionera en la extensión de su universo. No solo las dos películas que veréis este mes en Canal Hollywood son buena prueba de ello, también lo son los videojuegos de la franquicia, las novelas editadas, una revista sobre la serie, un disco homenaje con (cómo no) pistas musicales ocultas y hasta un spin-off protagonizado por tres secundarios (Los Pistoleros Solitarios) que se canceló tras emitir 12 capítulos y que nunca llegó a emitirse en España.

Sin duda una serie que bien merecía una expansión cinematográfica, un díptico complementario que solo podrás ver este mes en Canal Hollywood.

127 horas, una historia de supervivencia

Una historia tan extrema como real

29/11/2018 LEER MÁS

Los cumpleaños de Canal Hollywood: Noviembre

¡Estas son las caras Hollywood que cumplen años este mes!

29/11/2018 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *