Rocket Fuel

Especial Operaciones en Oriente Medio

26 abril 2019

La guerra saca lo peor de nosotros, pero sin duda le ha permitido a la industria cinematográfica americana jugar con la identidad nacional y reflexionar largo y tendido sobre el factor humano implícito, ¿Quién se esconde realmente detrás de las grandes operaciones, enfrentamientos y atrocidades bélicas? ¿Cómo se vive el conflicto desde la base de operaciones? El 27 de abril a partir de las 22:00 estrenamos en Canal Hollywood Green Zone: distrito protegido, y por ello te proponemos diez cintas en las que Oriente Medio ha sido el mapa de operaciones: Historias reales, adaptaciones, operaciones secretas y misiones especiales.

  • Tres reyes (David O. Russell, 1999)

David O. Russell se sumergía de lleno en la guerra del golfo con cuatro soldados y una misión: recuperar el oro perdido en la guerra. Sin embargo, la guerra en sí no fue el único conflicto reflejado finalmente en el film, ya que el director y el actor protagonista, George Clooney, se vieron varias veces enfrentados en rodaje, con violentos resultados y polémica asegurada.

  • Jarhead, el infierno espera (Sam Mendes, 2005)

Poniendo el punto de mira en la Guerra del Golfo, este drama bélico y psicológico de Sam Mendes se centra en las aristas y contradicciones del personaje de Jake Gyllenhaal. Rodada en el desierto, la película aprovecha sus localizaciones para incluir escenas con escorpiones de verdad (y otros simulados digitalmente), pero, sin embargo, al coincidir el rodaje con el comienzo del invierno mucha vegetación en los escenarios tuvo que ser eliminada con efectos especiales para dar la sensación real de estar en un desierto árido.

  • Red de mentiras (Ridley Scott, 2008)

Ridley Scott se rodea de un reparto de lujo, capitaneado por Leonardo DiCaprio y Russel Crowe (cuarta colaboración con el director), para adentrarse en los entresijos y las conspiraciones de la CIA en Oriente Medio. El origen de la historia yace en una columna para el Washington Post que posteriormente terminaría derivando en la novela homónima de David Ignatius. Con más de cien localizaciones, la película se rodó en alrededor de una decena de países. Además de teñirse el pelo y usar lentillas marrones para pasar desapercibido, DiCaprio tuvo que aprender varios dialectos árabes para preparar su personaje.

  • En Tierra Hostil (Kathryn Bigelow, 2008)

Y no todo es territorio de hombres. En 2008 Kathryn Bigelow se ponía tras las cámaras para dirigir la que sería la primera película de ficción sobre el conflicto iraquí premiada con un Oscar (además de ser la primera mujer en conseguirlo). Rodada en Jordania, el film pone el foco en una división del ejército encargada de desactivar explosivos. Llena de tensión, el film funciona como un preciso mecanismo de relojería y una bomba narrativa imprescindible.

  • Green Zone: distrito protegido (Paul Greengrass, 2010)

El director Paul Greengrass (que casualmente inició su carrera realizando documentales bélicos) repite con Matt Damon tras la Saga Bourne en un agitado thriller que resume la operación en 2003 de Estados Unidos para localizar armas de destrucción masiva en el flanco enemigo durante la guerra de Iraq. Para ayudar a construir al personaje, entre otras cosas, Matt Damon rodó escenas dirigiendo a una patrulla de veteranos de guerra en lugar de actores profesionales.

  • Invasor (Daniel Calparsoro, 2012)

Toca mirar a nuestro cine. En una misión pacífica con el conflicto iraquí como telón de fondo, un doctor español se ve envuelto en un acto de crímenes de guerra perpetrado por las tropas españolas.. Construida sobre la novela de Fernando Marías, este thriller cosechó en su año nada menos que cinco nominaciones a los Goya. Con Alberto Amman y Antonio de la Torre comandando su reparto, resulta curioso encontrarnos con Luis Zahera, reciente Goya por su papel secundario en El Reino.

  • Zero Dark Thirty (Kathryn Bigelow, 2012)

Tras su Oscar, Kathryn Bigelow se lanzaba de nuevo a la piscina y esta vez lo hacía abarcando la operación que daba caza, por fin, a Osama bin Laden. El proyecto, inicialmente iba a narrar el fracaso de la operación y fue escrito antes de la muerte del terrorista, se reescribió para otorgar éxito a la misión, incluyendo una secuencia final que puede pasar por postularse como el mejor operativo jamás filmado (por su respeto a la realidad de este tipo de operaciones) que casi a tiempo real dura apenas dos minutos menos que la operación final.

  • El único superviviente (Peter Berg, 2013)

La operación Alas Rojas de la guerra de Afganistán, entre otras cosas, buscaba al líder terrorista Admad Shad. Y el director Peter Berg y el actor Mark Wahlberg se unieron en la que fue la primera de sus cuatro (hasta ahora) colaboraciones en pantalla grande, y que han actualizado el concepto del patriotismo en el cine norteamericano de nuestros días. El actor confió tanto en el proyecto desde un primer momento que decidió trabajar por el salario mínimo estipulado ante las dudas de la productora.

  • El francotirador (Clint Eastwood, 2014)

Chris Kyle fue el francotirador más letal de la armada de los Estados Unidos en la guerra de Iraq. El ya fallecido militar afirmó en vida que de producirse una película sobre su persona solo admitiría que Clint Eastwood la dirigiera, y así terminó siendo. Dicho y hecho. Bradley Cooper se pondría a las órdenes del veterano director para encarnar a Kyle tras una potente transformación física. Para el recuerdo su intenso arranque de función.

  • Billy Lynn (Ang Lee, 2016)

A través de un joven de 19 años, Ang Lee revisita en una sátira ácida los horrores de la guerra de Iraq y enseña las dos caras de la moneda. Por un lado, el exacerbado patriotismo y heroicidad; y por otro, la cruda realidad y las secuelas psicológicas derivadas de las experiencias en el campo de batalla. Fue además la primera película de la historia en ser rodada a 120 fotogramas por segundo (lo normal son 24, así que hablamos de quintuplicar el ritmo normal) y en 3D, para jugar cognitivamente con el espectador e intentar dotar al fim del mayor realismo posible. Su idea no cuajó, en parte porque solo 5 cines en todo el mundo contaban con las instalaciones necesarias para proyectar la película tal como la concibió Ang Lee.

Un conflicto que todavía está lejos de resolverse, y del que seguramente veremos más propuestas en los cines. Oriente Medio y sus juegos de poder son el tablero de juego de este nuevo siglo, y el cine, no ha pasado de puntillas. El próximo 27 de abril, no te pierdas Green Zone: Distrito protegido a partir de las 22:00 en Canal Hollywood.

Batman, el caballero oscuro en 20 curiosidades

La batseñal ya está sobre Gotham

26/4/2019 LEER MÁS

Richard Gere: Construyendo un sex-symbol en 10 papeles

¿Podrías resistirte?

26/4/2019 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *