Rocket Fuel

10 escenas de Mr. Bean para morirte de risa

8 febrero 2018

Un personaje cómico, con pinceladas infantiles en un cuerpo adulto, sin a penas pronunciar palabra y todo en mímica, Mr. Bean se ha convertido en un mito de la comedia, entrando con gran torpeza en situaciones de las que sale con bastante ingenio.

Mr. Bean es un personaje peculiar donde los haya, creado e interpretado por  Rowan Atkinson. Después de la serie televisiva y una serie animada, el actor se preparó para dar el salto a la gran pantalla. Y vaya si lo hizo. Bean y Las vacaciones de Mr. Bean. Ambos títulos tienen todos los ingredientes necesarios para que llores de la risa desde el minuto uno, hasta el final.

En Canal Hollywood, nos declaramos fans incondicionales de Mr. Bean y queremos que disfrutes de sus mejores momentos con nosotros. Mañana a las 20:20h emitiremos Las vacaciones de Mr. Bean, el protagonista se va de vacaciones al sur de Francia, ¡caos asegurado! El 16 de febrero, seguimos con la comedia de Atkinson en la emisión de Bean, a las 18:40h ¿podéis imaginaros de las cosas que le pueden ocurrir como seguridad de Royal National Gallery? Para echarse las manos a la cabeza, si.

¡Se avecinan ataques de risa con sus 10 mejores escenas!

  • El dedo del medio. Bean (1997)

Hace fotos a todo y todos. Pero a los moteros no le hacen tanta gracia y cuando Mr. Bean le saca el dedo gordo, éste se lo devuelve con el del medio y adopta la postura para regalarlo por la ciudad.

  • Mr. Bean en el servicio. Bean (1997)

Todos hemos tenido algún problemilla con el grifo alguna vez, aunque no al nivel del personaje. Lavarse las manos nunca fue tarea fácil y si es Mr. Bean el que lo hace, imaginaos.

  • El cuadro. Bean (1997)

Posiblemente una de las escenas más míticas de la película, el cómico estornudando encima de un cuadro. El hombre lo intenta, pero nunca tiene ideas buenas y al intentar limpiar el cuadro se lleva por delante la pintura de la cara de éste. Desenlace: como pintor tampoco vale.

  • ¡Lleva una pistola! Bean (1997)

Cada momento de la película tiene una escena que supera a la anterior y el momento en el que hace creer a la policía en un aeropuerto que lleva una pistola…

Fuente: Blogspot

  • La foto del pasaporte. Bean (1997)

Típico, la foto del pasaporte, no hace justicia. Cuando pasas un control, te pones serio para parecerte más a la foto, Mr. Bean, al revés.

  • Los espejos traicionan. Bean (1997)

Después del numerito que monta en el aeropuerto, se lo llevan a comisaria. Atención a lo que hace en la sala de interrogatorios cuando descubre el espejo.

El protagonista, empieza la segunda parte de su película perdiendo el tren para ir a sus vacaciones y decide darse un homenaje en un restaurante francés. Creemos viendo esto que no ha ido a muchos.

Mr. Bean Restaurante Francés

Hemos encontrado una habilidad oculta del cómico, bailar. En esta escena de la segunda parte de la secuela, Bean con ayuda de un niño que ha conocido en el viaje a sus vacaciones, roba un altavoz y empieza a bailar e interpretar las canciones que suenan. El final, vale oro.

¿Cuántas veces nos quedamos mirando una cámara de seguridad con ganas de decir hola por si alguien nos está viendo en ese momento? Más o menos es lo que hace Bean en sus vacaciones, pero con su toque.

 

Suponemos que es lo que debió pensar Bean cuando ve a un niño pedir limosna. Pero no, una vez más no le sale bien.

 

Vale, ya paramos. Dejamos que seas tu mañana a las 20:20h quien se muera de risa con Las vacaciones de Mr. Bean y el día 16 a las 18:40h con Bean en Canal Hollywood. Sin duda, de las mejores comedias de la historia del cine. ¿Podrás aguantar la risa?

Los rasgos de nuestros Héroes de Acción favoritos

Continuamos con las Noches de Acción: vamos a presentarte algunos de los protagonistas de las noches de verano, cada uno con un rasgo único que lo hace especial.

8/2/2018 LEER MÁS

¿A qué película de Robin Williams pertenecen las siguientes frases?

Se cumple el 4º aniversario de la muerte de Robin Williams y Canal Hollywood lo recuerda así

8/2/2018 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *