Rocket Fuel

Cómo Gladiator nos enseñó a ser mejores personas

9 mayo 2018

Gladiator alcanza la mayoría de edad y muchos de nosotros hemos crecido (por dentro y por fuera) con esta película inspiradora en la que todos sus elementos, desde la composición de la historia a la estructura de sus personajes así como sus diálogos, hacen de ella toda una lección de humanismo. A continuación os dejamos una selección de valores que encontramos en la película, protagonizada por un Russell Crowe en la cima de la interpretación. Estas son las lecciones de Gladiator, que emitiremos el próximo domingo 13 de mayo a las 22:00 en Canal Hollywood:

  • Integridad

Si algo encontramos en el personaje de Máximo Décimo Meridio es la cualidad de ser íntegro: un hombre que actúa conforme a sus convicciones y cuya actitud resulta claramente irreprochable. El gladiador se rige en base a unos principios cargados de valores positivos: fraternidad, amor, compañía, unidad y, sobre todo, el sentido del bien.

  • Liderazgo

Máximo Décimo Meridio es un líder nato. Lo fue durante su etapa gloriosa al frente del ejército romano y lo será también desde el exilio, luchando cuerpo a cuerpo en la arena. Sus compañeros no dudarán en poner en riesgo su vida para defenderle, y eso lo consigue gracias a su espíritu inspirador y unificador, motivo por el cuál todos lucharán por una causa común: acabar con la tiranía del emperador Cómodo.

  • Trabajo en equipo

Máximo consigue establecer lazos junto a los cuales no cejará de luchar por su propósito. Serán sus compañeros en el exilio, Juba y Hagen, los que colaborarán con el protagonista hasta coronarle como el héroe que finalmente fue. Pero también su buen hacer durante sus tiempos como General le permitirá retomar el contacto con Roma y urdir su plan de regreso.

  • Adaptación

Gladiator nos ha enseñado la importancia de saber sobrellevar las circunstancias, adaptarse a los nuevos condicionantes para hacernos fuertes sobre ellos y poder continuar así con nuestra vida. De nada sirve lamentarnos eternamente cuando el daño es irreparable. Por eso, la capacidad de adaptación de un luchador como es Máximo, nos sirve de guía para hacer frente a los problemas.

  • Confianza en uno mismo

El general Máximo se muestra fuerte en todo momento. No puede evitar hundirse al conocer que el emperador Cómodo ha acabado con su familia, pero en su vuelta a Roma va consiguiendo todo lo que se propone hasta restituir y hacer justicia gracias a que confía en sí mismo. Se siente capaz y fuerte para afrontar la terrible realidad que le rodea.

  • Superación

Y conseguir todo eso no sería posible sin un espíritu de superación encomiable.  Desde que es apresado y obligado a llevar una vida de esclavo hasta que es forzado a luchar como gladiador para el mero entretenimiento del pueblo romano. Máximo va consiguiendo sobrevivir batalla tras batalla gracias a su fuerza, pero también gracias a su instinto de supervivencia y superación.

  • Perseverancia

La meta, llegar hasta Roma y destronar al emperador Cómodo, el auténtico culpable de toda su desgracia, está lejos. Pero Máximo demuestra que gracias a la perseverancia el objetivo no está tan lejos, solo es cuestión de mantenerlo bien presente en nuestro horizonte y avanzar poco a poco hasta conseguirlo.

  • Disciplina

Una sola regla regía a Máximo Décimo Meridio:A veces hago lo que deseo hacer. El resto del tiempo hago lo que debo. Estas palabras sintetizan un principio fundamental en la filosofía de Gladiator: el de que solo haciendo frente a nuestras obligaciones, siendo disciplinados y no dejándonos llevar por las emociones irracionales, lograremos nuestros objetivos.

  • Redención

Conocido como el más grande entre los ejércitos del Imperio Romano, Máximo es ccapturado y tratado como esclavo en África. Conseguir la redención, es decir, ser liberado, se convierte en el vehículo necesario para llegar ante Cómodo y hacer justicia. Así, el general tendrá que redimirse como esclavo ganándose el cariño y aceptación del pueblo romano hasta recuperar su poder.

  • Justicia utópica

El universo de Gladiator, al igual que el nuestro, no siempre es justo. Por eso, cuanto antes aprendamos a que aunque nuestra realidad no sea justa lo importante es cómo la vivamos y que nuestras acciones sí lo sean con respecto al mundo, antes viviremos mejor. No hubo justicia en la vida del general Máximo, pero este supo reconducir su presente hasta obtener la paz, en esta vida o en la otra.

Estos son algunos de los valores que aprendimos con Gladiator hace 18 años y que, aun hoy en día, permanecen en nosotros. El general Máximo nos invitaba a salir a la arena, a buscar nuestra libertad, que es, a fin de cuentas, la única forma de ser nosotros mismos. Nosotros te invitamos a buscar todos los valores de Gladiator el próximo domingo 13 a las 22:00 en Canal Hollywood.

 

¡Bon appetit! Los mejores festines de comida cinematográficos

El próximo 28 de mayo es el día mundial de la nutrición, y desde Canal Hollywood vamos a recordar algunos míticos festines de comida. ¡Que aproveche!

9/5/2018 LEER MÁS

Lugares de cine en los que nos perderíamos

Una de las cualidades del cine es su capacidad de transportarte a lugares muy lejanos sin moverte del asiento... ¿Te vienes con nosotros?

9/5/2018 LEER MÁS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *